Últimos temas
» Saludos a todos/as
por Santiago-Botrán Jue Feb 09, 2012 5:12 pm

» Pide tu Casa
por Santiago-Botrán Jue Feb 09, 2012 5:04 pm

» Lo que la memoria te trae
por Abigail Christensen Dom Feb 05, 2012 8:14 pm

» ficha de Abigail Christensen
por Abigail Christensen Jue Ene 26, 2012 6:36 pm

» Tema Libre!!!
por Sobrenatural Miér Ene 18, 2012 12:46 pm

» una pregunta
por Bryanda Aquitaine Sáb Jul 23, 2011 8:02 pm

» Registro de Avatares
por Baby doll Sáb Jul 02, 2011 10:17 pm

» Hola a todos
por Baby doll Sáb Jul 02, 2011 10:01 pm

» soy nueva me gustaria ...
por kurenai Mar Mayo 31, 2011 12:35 am

» casa Chris Kennedy
por Khorayan Sáb Feb 26, 2011 8:09 am

Staff
Administradores
Shady Vengeance
Sobrenatural

Moderadores
Alex Willis
Amanda Smith
Jhosef Crow
¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el Sáb Jul 03, 2010 12:32 am.
Blog
Blog
Afiliados
Mejor Pj Chica
Mejor Pj Chico
Mejor User
Pj más divertido
Pj más misterioso
Mejor Pareja o +18

On With The Show

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

On With The Show

Mensaje por Nikki Sixx el Mar Mayo 04, 2010 7:58 pm

Resumen:
Suzy y Frankie eran dos jóvenes perdidos, se sentían solos pero en la ciudad de Los Ángeles encontraron un hogar, encontraron el amor... Pero no todas las historias tienen un final feliz.


Fic sobre:
Se basa en una canción. Sí, sé que es raro pero suelo escribir fics basados en canciones que me inspiran. Este en concreto está basado en una canción de Mötley Crüe del mismo título que el fic "On With The Show".


Personajes implicados:
-Frankie: Criado en un hogar roto, es un joven con alma de rockero que solo busca encontrar su lugar y alguien especial con quien compartirlo.
-Suzy: De buena familia y alta reputación, se hartó de la vida que sus padres le estaban planeando y se marchó de casa para cumplir un sueño.
-Nikki: Bajista en un famoso grupo novel de la ciudad, tiene a todas las chicasque quiere a su disposición pero, como siempre suele ocurrir, a él sólo le[b] interesa la que ya está cogida.


Género:
Drama.


Clasificación:
Para todos los públicos. (Que yo sepa no pone nada muy bruto...)


Advertencias: Es muy ñoño y si estás sensible puedes llorar... (Lo siento Oddie! xD)

Publicado:
04.05.2010


Capitulos:
One-Shoot. FanFic de un solo capitulo.


Última edición por Nikki Sixx el Mar Mayo 04, 2010 8:24 pm, editado 3 veces
avatar
Nikki Sixx

Cantidad de envíos : 1082
Fecha de inscripción : 31/03/2010
Edad : 27
Localización : Van Nuys, CA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: On With The Show

Mensaje por Nikki Sixx el Mar Mayo 04, 2010 7:59 pm

ON WITH THE SHOW


Una noche fría en LA, las brillantes luces de neón en los carteles de los bares y discotecas iluminaban la noche, dándole un toque mágico y especial o, al menos, eso había pensado Suzy la primera vez que llegó allí. Ahora se sentía completamente distinta con Frankie en sus brazos, moribundo. De sus enormes ojos azules no dejaban de brotar lágrimas que recorrían su dulce rostro hasta caer sobre el rostro más bien demacrado y pálido de Frankie que tenía sus ojos grises puestos en ella como si no existiera nada más en el mundo, como si en aquel momento ellos fueran lo único, lomás importante y no necesitaran absolutamente nada más que tenerse el uno al otro... Y así era. Llevaban varias noches recorriendo los bares sin descanso, si los echaban de uno se iban a otro pero, en sus favoritos, ellos eran los amos: El Troubadour y el Whisky a Go-Go, donde noche sí y noche también veían a grupos nuevos y ya famosos tocar sobre el escenario. Frankie siempre decía que algún día llegaría a tocar en aquellos sitios, los llenaría y sería una estrella del rock, Suzy le miraba maravillada y no dejaba de pensar que era el chico de sus sueños. Suzy no pudo contenerse, los locos pensamientos y los recuerdos se agolpaban en su mente y no la dejaban, no pensaban abandonarla y así fue como en un momento repasó toda su vida desde el mismísimo día que había conocido a Frankie:

Suzy tenía apenas 16 años cuando abandonó su casa, harta de estar constantemente reprimida por sus padres y ansiando una libertad que en su familia de pescadores de Marina del Rey no conseguía. Sus padres querían que estudiara, que se casara con el hijo del vecino y fuera una madre ejemplar, ella en cambio odiaba aquel sitio, odiaba al hijo del vecino y odiaba a toda su familia. Llegó un momento en el que explotó y dejó de ser esa hija buena que todos los padres desean tener y se convirtió en una rebelde, escuchando rock and roll hasta altísimas horas de la noche, dejó de ir a clase, empezó a tintarse el pelo de rubio a juego con sus ojos azules y a cardarlo, además de vestir con cuero y botas de tacón. Ese fue el principio del fin de su relación con su familia, no mucho más tarde acabó mudándose a LA, a un pisito enano en Sunset Boulevard que compartía con al menos cinco personas más pero para ella era más que suficiente, estaba a punto de cumplir sus sueños.

Frankie estaba harto de las constantes idas y venidas de su madre, había decidido que ya no tenían nada de que hablar, no había nada entre ellos más que la relación en sus sangres así que volvió a vivir con sus abuelos. Había cambiado mucho desde la última vez que le habían visto ahora vestía con cuero, tops de tubo, pinchos, tachuelas, cadenas y llevaba el pelo teñido de negro, cardado y maquillaje en la cara. Frankie se llevaba su bajo o su guitarra a todas partes y no paraba de practicar fuera donde fuera y a la hora que fuera. Su pasión era la música y por eso no se había convertido en un bándalo ni en un delincuente juvenil, necesitaba la música para vivir. Idaho se le fue quedando cada vez más pequeño y con lo puesto y su bajo se marchó a LA a vivir su sueño.

Esa misma noche fue como si el destino hubiera querido unirlos desde el principio. Fue en el Whisky a Go-Go, que más tarde se convertiría en uno de sus bares favoritos y con una simple mirada ambos lo supieron:

-¿Quién es ella? - preguntó Frankie al camarero, la única persona en la ciudad que conocía.
-¡Guau! - exclamó Suzy. - ¡Parece una verdadera estrella del rock! ¿Quién es ese chico?

Nadie les respondió, o si lo hicieron fue con una negativa o un "¿Y a mi qué coño me importa?". Sí, los borrachos siempre tan amables en cualquier ciudad. El whisky a Go-Go estaba a rebosar aquella noche y en el escenario, un grupo nuevo llamado "London". Suzy estuvo muy tentada de saltar sobre el escenario y lanzarse a por el bajista, un carismático chico alto y delgaducho de piel morena y mucho maquillaje, pelo cardado y con flequillo que prácticamente le tapaba hasta las mejillas pero que era realmente adorable. Justo cuando llevaba suficiente alcohol en el cuerpo como para saltar al escenario, Frankie se le acercó con una enorme sonrisa en los labios y una copa de Jack Daniel's en la mano. Gracias a aquel acto de autocontrol por parte de Suzy y la infalible táctica de Frankie, ambos comenzaron desde aquella noche un romance digno de película.

Noche tras noche empezaron a salir juntos por todo LA. Bebían juntos, escuchaban música, charlaban.... Y poco a poco se empezaron a unir muchas más cosas a esa lista de cosas que hacían juntos. Sin duda, una de ellas fue lo que consiguió destruirlos del todo: Las drogas. En un principio empezaron como un juego, por probar, porque todos sus amigos lo hacían, querían divertirse y, bueno, estaba de moda. El bajista de London, Nikki, fue el primero en darles a probar las drogas y poco después se convirtió en uno de sus mejores amigos y uno de sus camellos particulares. Él les conseguía la droga, les invitaba a conciertos gratis y les dejaba que fueran a su casa, que era una fiesta constante, para que se lo pasaran bien allí. Nikki parecía estar obsesionado con Suzy y siempre estaba intentando acostarse con ella, aprovecharse cuando estaba demasiado borracha o drogada como para negarse y hacer todo lo que estuviera en su mano para que Frankie no se enterara... Algo inútil, ya que pasaban todo el día juntos y no iban a ningún sitio sin el otro. Nikki lo intentó hasta la saciedad día sí y día también pero, ella no se dejó ni una sola vez: Sólo tenía ojos para Frankie que se había convertido en todo para ella... Nikki y Frankie llegaron a las manos innumerables veces por culpa de aquel problema de faldas y a partir de entonces, nada fue igual. Nikki ya no era tan simpático, se convirtió en un capullo arrogante y dejaron de ir con él. Empezaron a vivir juntos y después de aquello nada fue capaz de separarlos... Nada excepto aquello...

Ahora que recordaba todos aquellos momentos juntos, lo que realmente había sido su vida, sollozaba sin parar abrazando con fuerza el cuerpo de Frankie, que cada vez estaba más y más frío. Él no podía casi hablar y ella tocaba su costado con cuidado, notando la humedad de su ropa, no, no era sudor, no era agua, no era alcohol... Era sangre. La sangre de Frankie.

De repente, se culpó por aquello, sí, era su culpa, hacía unos minutos él estaba bien, con esa
enorme sonrisa que hacía que su corazón latiera más rápido cada vez que la miraba. Le había dicho que no tardaría, que iba a por algo de droga que un amigo había conseguido y enseguida volvería. Estaban en el Troubadour, en un concierto del nuevo grupo de Nikki, que desde el escenario les dedicaba miradas de superioridad y, sin duda, aún quería conseguir a Suzy, se le veía en la mirada y entonces recibió la noticia: Algún maldito punk borracho había apuñalado a Frankie. Al principio, pensó que se trataba de una macabra broma que le habían querido gastar sus amigos, el alcohol había hecho mella en ella y soltó una sonora carcajada dejando muy claro lo borracha que estaba. Volvió a mirar al chico que se lo había dicho que estaba pálido y con los ojos desorbitados, como si no creyera lo que estaba viendo y ahí fue cuando el mundo se le empezó a derrumbar encima. Se dio cuenta de que no intentaban tomarle el pelo y como si le hubieran echado un cubo de agua fría sobre la cabeza, volvió a la cruda realidad. Dejó caer al suelo su vaso de Jack Daniel's, que se rompió en mil pedazos, al igual que su corazón y salió corriendo de allí, más bien, dando tumbos y zigzagueando, en busca de Frankie. Sus amigos se quedaron completamente desconcertados y desde el escenario unos ojos la miraban preocupados. Encontró a Frankie a varios metros del local, tirado en la calle, escupiendo sangre. Cayó de rodillas junto a él y lo abrazó con todas sus fuerzas, acarició su larguísima melena, le quitó el pelo de la cara y le besó la frente con ternura... Estaba tan pálido, tenía la piel tan fría... Destrozados, veían desvanecerse todos sus sueños, que se rompían en mil pedazos ante ellos. El silencio inundó la ciudad entera en apenas unos segundos y Frankie le mostró aquella enorme sonrisa, consiguiendo que el corazón de Suzy se acelerara, le guiñó un ojo y le dijo:


-Suzy, escúchame, tienes que continuar con el espectáculo...

Las lágrimas volvieron a acudir a los ojos de ella, que se tapo la boca, intentando no gritar, él se limitó a acariciar su suave y sedoso pelo rubio. Con las últimas fuerzas que le quedaban se inclinó y la besó. Con un interminable beso de despedida, Frankie murió en sus brazos. Ella le prometió una cosa justo en aquel momento en el que sus ojos grises perdieron su brillo: Jamás se daría por vencida, lucharía contra todo y contra todos y seguiría adelante por él... Porque ella tenía que continuar con el espectáculo.








...POR ÉL...
avatar
Nikki Sixx

Cantidad de envíos : 1082
Fecha de inscripción : 31/03/2010
Edad : 27
Localización : Van Nuys, CA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.