Últimos temas
» Saludos a todos/as
por Santiago-Botrán Jue Feb 09, 2012 5:12 pm

» Pide tu Casa
por Santiago-Botrán Jue Feb 09, 2012 5:04 pm

» Lo que la memoria te trae
por Abigail Christensen Dom Feb 05, 2012 8:14 pm

» ficha de Abigail Christensen
por Abigail Christensen Jue Ene 26, 2012 6:36 pm

» Tema Libre!!!
por Sobrenatural Miér Ene 18, 2012 12:46 pm

» una pregunta
por Bryanda Aquitaine Sáb Jul 23, 2011 8:02 pm

» Registro de Avatares
por Baby doll Sáb Jul 02, 2011 10:17 pm

» Hola a todos
por Baby doll Sáb Jul 02, 2011 10:01 pm

» soy nueva me gustaria ...
por kurenai Mar Mayo 31, 2011 12:35 am

» casa Chris Kennedy
por Khorayan Sáb Feb 26, 2011 8:09 am

Staff
Administradores
Shady Vengeance
Sobrenatural

Moderadores
Alex Willis
Amanda Smith
Jhosef Crow
¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el Sáb Jul 03, 2010 12:32 am.
Blog
Blog
Afiliados
Mejor Pj Chica
Mejor Pj Chico
Mejor User
Pj más divertido
Pj más misterioso
Mejor Pareja o +18

Lo que la memoria te trae

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Lo que la memoria te trae

Mensaje por Abigail Christensen el Dom Feb 05, 2012 8:14 pm

Mi reflejo en el espejo era algo que no estaba dispuesta a observar por un lapso de tiempo superior a dos segundos.
Tenía la sensación de que esa chica rubia de largos rizos y ojos claros no era yo, por mucho que fuera lo que viera al pasar frente a un escaparate o frente a una ventana cerrada.
Suspiré, vaciando por completo el contenido de mis pulmones. Al vovler a llenarlos esuché que alguien llamaba a la puerta.
- Hola, compañera.- dijo Corbin apoyado en el quicio de la puerta y mostrando su mejor sonrisa. Una vez más quedé atrapada ena quellos ojos castaños y en aquellos rizos del color del chocolate.
- ¿Que haces aqui? -protesté en cuanto me repuse de su llegada.
- Tenemos trabajo, ¿recuerdas?
- No, no lo recuerdo.- resopndí cruzándome de brazos y maldiciendo en silencio mientras el paseaba por mi habitación como si fuera su propia casa.
- Vengo a ayudarte, ¿vale? Ese fue nuestro trato.- dijo encogiendose de hombros y sentándose en mi cama.
- Aqui soy una estudiante más, ¿vale? Y esto es una residencia de chicas, el cromosoma Y se queda de puertas para fuera.
- Considerate mi ligue de esta noche.
- ¿No lo entiendes, Corbin? Debo pasar desapercibida, y eso es más importante que cualquier absurda idea tuya.
- Me ofendes.- dijo llevandose una mano al pecho mientras fingía sentirse indignado de verdad.- Te lo perdonaré, pero solo porque eres preciosa.
- !Cállate, capullo!.- grité arrojándole un cojín a la cara.- Y lárgate ahora mismo.
- Te repito que he venido a ayudarte.- insistió poniendo el cojín que acababa de lanzarle bajo su cabeza.- Tenemos muchas cosas quye hacer esta noche.
- Corrección. Yo tengo muchas cosas que hacer, como dormir. Así que vete.
- Abbey, por favor.- bufó.- ¿De verdad vas a dormir con todas esas preguntas en tu cabecita? Tumbémonos aqui, descansemos, y hablaemos de lo que nos interesa. Cuentamelo todo desde el principio.
Suspiré.
- No, Corbin. La noche pasada habúa demasiado alcohol en mis angre, por eso te resultó tan fácil hacerme hablar. Eso no volverá a pasar, no esta noche.
Corbin se levantó de la cama y se acercó a mí, quedando a solo unos centímetros, de pie.
- Tenemos tiempo, pero pensé que querrías acabar con esto cuanto antes. Lo hice pensando en tí, Abbey, te lo juro. Es... Es la primera vez en mi vida que no hago algo pensando en mi. Porque yo también incluí esa promesa en nuestro trato.
- Escucha, Corbin. Ninguno de nosotros es un niño. Tú tienes veintidós años, y yo solo diecinueve, pero he tenido tiempo suficiente para saber lo que es importante. No importa si nosotros hicimos una promesa cuando estábamos bebidos, lo que importa es que hay una realidad a la que hay que volver, y en esa realidad yo no conseguiré saber quién soy.
- Bueno, ¿Sabes tu nombre? Entonces puedes saber algo más.
- Compañero, gracias, por todo, pero es hora de que acepte que lo que tengo es esto y lo que no está en mis recuerdos no lo estará jamás. No se quién soy, y si recuerdo mi nombre es por alguna broma del destino. No tengo infancia ni familia, y llamo mi lugar de nacimiento al lugar donde desperté hace cuatro años. Me siento como una niña pequeña que está aprendiendo a moverse en un mundo desconocido, solo que tengo el cuerpo de una persona de diecinueve y los conocimientos de un adulto. No te esfuerces, yo seguiré sola
avatar
Abigail Christensen

Cantidad de envíos : 2
Fecha de inscripción : 24/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.