Últimos temas
» Saludos a todos/as
por Santiago-Botrán Jue Feb 09, 2012 5:12 pm

» Pide tu Casa
por Santiago-Botrán Jue Feb 09, 2012 5:04 pm

» Lo que la memoria te trae
por Abigail Christensen Dom Feb 05, 2012 8:14 pm

» ficha de Abigail Christensen
por Abigail Christensen Jue Ene 26, 2012 6:36 pm

» Tema Libre!!!
por Sobrenatural Miér Ene 18, 2012 12:46 pm

» una pregunta
por Bryanda Aquitaine Sáb Jul 23, 2011 8:02 pm

» Registro de Avatares
por Baby doll Sáb Jul 02, 2011 10:17 pm

» Hola a todos
por Baby doll Sáb Jul 02, 2011 10:01 pm

» soy nueva me gustaria ...
por kurenai Mar Mayo 31, 2011 12:35 am

» casa Chris Kennedy
por Khorayan Sáb Feb 26, 2011 8:09 am

Staff
Administradores
Shady Vengeance
Sobrenatural

Moderadores
Alex Willis
Amanda Smith
Jhosef Crow
¿Quién está en línea?
En total hay 0 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 0 Invitado :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el Sáb Jul 03, 2010 12:32 am.
Blog
Blog
Afiliados
Mejor Pj Chica
Mejor Pj Chico
Mejor User
Pj más divertido
Pj más misterioso
Mejor Pareja o +18

Perdiendo los papeles (Amanda y Damon)

Ir abajo

Perdiendo los papeles (Amanda y Damon)

Mensaje por Catherina Summers el Vie Mayo 07, 2010 10:31 pm

No aguantaba ni un minuto más allí tumbada, mirando al techo y temiendo un nuevo estallido de mis poderes en cualquier momento. Eso, unido a no saber nada de mis tíos a pesar de que hacía dos días desde que tenían que haber llamado y uno desde que tendrían que haber vuelto, la preocupación porque Odette les hubiese hecho algo malo o que ella apareciese en mi casa para hacerme daño a mí, me estaba destrozando los nervios. No podía estar ni un segundo más inactiva, no lo podría soportar.

Mi primer impulso fue ir de caza, pero luego me di cuenta de que hacía varios días que Townhidden estaba tranquilo, y que además, cazar podía no ser la mejor de las ideas, teniendo en cuenta el estado de depresión en el que había acabado la última vez que lo había hecho para evadirme.

Así pues, la caza quedaba descartada. Después, se me ocurrió que podía llamar a Amanda o a alguien para charlar un rato, entretenerme, contarle lo que me pasaba...

No, eso también quedaba fuera de discusión. No iba a meter a nadie en mis problemas, ni hablar. Tenía que soportarlos yo sola.

¡Oh, joder cómo echaba de menos a Jeremy! Él me hubiese sacado a empujones de dondequiera que estuviesemos y me habría arrastrado hasta el bar más cercano, donde nos habríamos quedado bebiendo y riendo hasta las tantas.

¡Eso era! Me iba a ir de copas, tal vez eso me ayudase. Pero tenía que ser lejos del pueblo por dos razones: la primera, en el pueblo sabían que no tenía edad para beber, y además no quería ver a nadie conocido cerca mientras estaba ahogando mis penas.

Así que me fui a Houston, alquilé una habitación para una noche en el hotel Houston Texas y me fui en busca de un local apropiado. Encontré uno de aspecto prometedor: hasta el nombre resultaba adecuado. Hell on Earth. Mi situación en aquellos momentos.

Así que entré, presenté mi documentación falsa y pedí un whisky, tras lo cual fui a sentarme en una mesa en un rincón. Pedí que me dejasen la botella conmigo, y empecé a beber copa tras copa, olvidándome de todo y de todos.
avatar
Catherina Summers

Cantidad de envíos : 778
Fecha de inscripción : 23/12/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Perdiendo los papeles (Amanda y Damon)

Mensaje por Amanda Smith el Sáb Mayo 22, 2010 10:36 pm

Mi vida había sido un gran topicazo para algún escritor de novelas chungas durante los últimos días. Casi podía pedir derechos por plagio por aquel nombre de una colección, no sabía exactamente de quien, que reflejaba exactamente lo que había pasado desde que mi vida decidió irse a pique: Una serie de catastróficas desdichas. Y una detrás de otra, además, por si con la primera no había tenido suficiente para poder así estar tranquilita sabiendo que a cada cosa que me pasara, lo siguiente iba a ser simplemente mucho peor. Y esa perspectiva simplemente podía conmigo, pues era mayor que la capacidad de absorción que tenía en ese momento. Necesitaba olvidar, cosa que no había conseguido ni siquiera intentándolo, o bien marchándome a Los Angeles (donde conocí a Nikki, que acabaría haciendo real una de las desdichas que me esperaban junto a mi siempre oportuno ex, James) o bien simplemente recordando mi encuentro con Odette. Lo mejor era tratar de pasar desapercibida y simplemente buscar hundirme en la tierra tan profundamente que con suerte no pudiera salir. O eso o ir de copas, y esa opción me apetecía bastante.
Ir por Townhidden habría sido lo más lógico, pero teniendo en cuenta que yo nunca era lógica, me fui hasta Houston, hasta un lugar llamado Hell In Earth, donde no tuve mayor problema para entrar simplemente enseñando algo de escote y pierna, sin necesidad de documentación. Algo digno de apuntarse: a veces ir como una puta abría más puertas que simple documentación falsa. Me metí directa en aquel ambiente oscuro y agobiante, y mi sorpresa fue mayúscula al encontrar a Cath allí, bebiendo sola. Como eso era algo muy poco recomendable, cogí una botella de vodka negro de la barra y me fui con ella, sin pudor alguno. Me senté a su lado y apoyé mi botella en la mesa, mirándola con una sonrisa. - Espero que no te importe que me acople, pero ya que estás aquí, paso de beber sola. - le dije, encogiéndome de hombros y dejando la chaqueta a mi lado, en la silla. - Hola, por cierto.


Última edición por Amanda Smith el Mar Mayo 25, 2010 5:39 pm, editado 1 vez

_________________
Don't try to judge or take shots at me, I'll never let you seize control!





Retos:
-Besar a Cath el día de su boda.

Spoiler:
avatar
Amanda Smith
Moderador
Moderador

Cantidad de envíos : 1031
Fecha de inscripción : 01/02/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Perdiendo los papeles (Amanda y Damon)

Mensaje por Damon Blacke el Sáb Mayo 22, 2010 11:00 pm

"I am a little bit of loneliness a little bit of disregard
Handful of complaints but I can’t help the fact that everyone can see these scars
I am what I want you to want, what I want you to feel
But it's like no matter what I do, I can't convince you, to just believe
this is real"


Conducía el Ferrari, conjunto a la música desconocida que había puesto Stefan. Bien, para empezar, seguía sin tener ninguna meta. Y para terminar, no tenía ni la menor idea de qué iba a hacer.
Me dirigía a Houston, para volver a casa, pero primero decidí pasarme por Hell In Earth, un nombre demasiado grandioso para esa porquería de bar, aunque claro... Uno no tenía todo lo que quería.

Bajé del coche, cerrando la puerta de un portazo y quitándome las gafas de sol. Me acerqué a la barra y... sorpresa. Amanda, la chica de la fiesta del pueblucho y Cath... digo, Catherina, la otra chica del bar. Parece ser que los bares se conocía más gente que en Facebook. Pedí un Whisky y me acerqué con sigilo a ellas.

-¿Qué hacéis vosotras dos aquí?
avatar
Damon Blacke

Cantidad de envíos : 190
Fecha de inscripción : 27/03/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Perdiendo los papeles (Amanda y Damon)

Mensaje por Catherina Summers el Miér Jun 09, 2010 10:35 pm

¿Cuánto tiempo llevaba allí, vaciando vaso tras vaso? No lo sabía. Tampoco sabía cuanto había bebido ya, pero no debía ser demasiado porque aún no había empezado a hacerme efecto. Lancé una mirada desganada a la botella, que me habían entregado casi llena: faltaba algo menos de la mitad, no lo suficiente como para borrar mis problemas, pero si lo bastante como para impedirme conducir. Por suerte, había tenido la previsión de alquilar aquella habitación en el motel, porque tenía claro que aquella noche no iba a irme hasta que todo, incluido mis nuevos poderes y la desaparición de mis tíos, me pareciese divertido, o hasta que cerrasen el local. Lo que pasase antes.

Pero se ve que no estaba destinada a que las cosas me saliesen bien, ni siquiera cuando me iba a ahogar mis penas por ahí. Mi único deseo era estar sola, lejos de todas las personas a las que conocía, en especial de aquellas a las que apreciaba, para que no me viesen en ese estado tan lamentable y para que no me recordasen por qué estaba allí. Mas, ni siquiera tras haber recorrido cientos de kilómetros para alejarme de Townhidden, iba a conseguirlo: Amanda apareció por allí, vestida con una ropa que dejaba muy poco a la imaginación y con un aspecto no mucho mejor que el mío. Traté de pasar lo más desapercibida posible, pero ella me vio igualmente y se vino a beber conmigo. No pude evitar una sonrisa al recordar que en nuestro último encuentro habíamos hablado de irnos por ahí de juerga, aunque ninguna de las dos habría previsto algo así.

-Hola -saludé, con voz baja.- No pasa nada. Total, ¿qué más dará una que dos?

Me llevé el vaso casi vacío a los labios, inclinando la cabeza todo lo que pude para que escurriese hasta la última gota. Cuando fui a bajarla para posar de nuevo el recipiente, mi mirada captó otra figura conocida. Damon. La sangre se me heló en las venas, recordando lo que había sucedido entre nosotros. Aún no comprendía qué diablos era lo que despertaba aquel vampiro en mí.

Sea como fuere, también el se vino a nuestra mesa, botella de Whisky en mano. ¿Es que hoy nos habíamos puesto todos de acuerdo para venir a aquel maldito bar?

-Se saluda -le dije, sin contestar a su pregunta y llenando de nuevo mi vaso.
avatar
Catherina Summers

Cantidad de envíos : 778
Fecha de inscripción : 23/12/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Perdiendo los papeles (Amanda y Damon)

Mensaje por Amanda Smith el Miér Jun 09, 2010 11:51 pm

De entrada Cath bebía como una cosaca, de un modo que habría hecho palidecer a los antiguos piratas que llevaban el ron enganchado en vena por su adicción. Y si al menos no le importaba que yo me uniera a su fiestecita privada iba a aprovechar y a beber, beber, y beber como Cath me estaba enseñando que podía llegar a hacer. Que viva el alcohol, y ante todo que corra libre (y si puede ser por nuestras gargantas mejor que mejor, que lo necesitamos bastante).
Y no dejaba de ser irónico que precisamente nos hubiéramos reencontrado allí cuando en nuestro último encuentro habíamos terminado diciendo que un día de estos teníamos que irnos de juerga juntas. Ese encuentro hizo que a mi mente volviera el recuerdo de lo que le vino después. No culpaba a Cath, pero gracias a que me había puesto a investigar aquel pequeño favor que me había pedido me había temrinado por ganar el odio de Odette, o al menos la había logrado cabrear lo suficiente como para conseguir convertirme en su GPS humano. Yujú.
Eso sólo me hizo recordar el caos que estaban siendo los últimos días y, ante todo, las ganas que tenía de olvidarme de todo eso. No sólo las ganas, sino más bien la necesidad, porque sabía que iba a terminar reventando con todo aquello dentro de mí más tarde o más temprano y lo mejor sería postergarlo lo más posible, a ver si así por algún milagro que no creía que fuera a ocurrir simplemente desaparecía todo aquello.
Miré al frente y vi a Cath aún bebiendo, y como a mí me apetecía también abrí mi botella, llena del todo por suerte desconocida, y me la llevé a los labios, dando un trago profundo que habría sido la envidia de Nikki.
Una voz me sacó de mi trago al vodka, que estaba dispuesto a beber como si fuera agua, y sabía que la voz me resultaba familiar de alguna parte, aunque no sabía exactamente de dónde. No me giró hasta que Cath dijo aquello de se saluda, pues era cierto que podía haber dicho aunque fuera un simple hola, y me sorprendió ver a Damon, un vampiro al que había conocido de fiesta en Townhidden. Vaya, menuda coincidencia. Aunque lo que más me extrañó fue que también parecía conocer a Cath. Sabía que ella podía cuidar de sí misma y por ello no me preocupé, además de que sabía que Damon no era demasiado peligroso, o al menos no algo que ni Cath ni yo pudiéramos controlar.
- Pues ya ves, de copas por aquí con una vieja amiga. - contesté. Llevaba whiskey en la mano, y ya que al menos había pedido lo mejor sería que se sentara, así que le dediqué una mirada a Cath y después le hice un gesto a Damon para que se sentara. - Hola, por cierto. - terminé por decir, y en cuanto lo hube dicho me llevé el vodka a la boca, bebiendo otro trago largo. Esperaba que me subiera pronto, porque de verdad lo necesitaba.

_________________
Don't try to judge or take shots at me, I'll never let you seize control!





Retos:
-Besar a Cath el día de su boda.

Spoiler:
avatar
Amanda Smith
Moderador
Moderador

Cantidad de envíos : 1031
Fecha de inscripción : 01/02/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Perdiendo los papeles (Amanda y Damon)

Mensaje por Damon Blacke el Vie Jul 02, 2010 1:43 pm

Eso sin duda alguna parecía una reunión de viejos amigos... aunque claro, hoy en día era de lo más simple teniendo el Skype y estas mierdas.
Volví a echarles la mirada: tan jovencitas y ya están con el vodka. Debería plantearme eso de llevarles de botellón algún día de estos.
Terminé mi último trago de Whisky, dejé de un golpe el vaso y apoyé un brazo en la barra. Solté una risa carente de gracia, fría y algo incrédula por su comentario.

-Si, si... - murmuré, agitando la mano, restandole importancia. - Lo siento, pero yo no saludo... A no ser que sea verdaderamente necesario. - dije guiñándoles un ojo. Me asomé un poco más por la barra para ver a Cath. - Te dije que volveríamos a vernos, cazadora.

Unas chicas pasaron por nuestro lado, mientras sonreían seductoramente. Les devolví la sonrisa ladeada y las ignoré, volviendo a Amanda y a Catherina.

-Hagamos que esta sea nuestra noche. - comenté, sentándome bien encima del taburete. Le hice una señal al camarero para que viniera. - Ponnos una ronda de tequilas.
El tipo se fue para luego volver con el pedido.
-Vamos a calentar motores. El adulto empieza. - sonreí, cogiendo el vaso para vaciarlo de un trago. Apreté los ojos, satisfecho. -Primero la sal... - eché un poco de sal en la mano y después me lo llevé a la boca. -ahora el limón - y mordí el limón. Acerqué los vasos de tequila a las dos. -Vuestro turno. - les alenté.
avatar
Damon Blacke

Cantidad de envíos : 190
Fecha de inscripción : 27/03/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Perdiendo los papeles (Amanda y Damon)

Mensaje por Catherina Summers el Vie Jul 02, 2010 10:59 pm

Miré de reojo a Amanda, que bebía casi tanto como yo, aunque estaba claro que yo le llevaba ventaja, como atestiguaba mi botella medio vacía de Jack Daniels. Y es que, para mí, lo importante aquella noche no era la caza, las personas que había a mi alrededor, la culpabilidad por la muerte de mi familia, el no entender todo lo que estaba sintiendo por dentro o mis absurdos e imposibles nuevos poderes. No, lo que contaba hoy era la bebida, en grandes cantidades y que no dejase de correr por mi garganta ni un solo segundo, que dejase aquella sensación de leve mareo y, poco a poco, de euforia y de libertad para que me inundase por completo y me hiciese pensar que hasta el fin del mundo era una broma y una fiesta, nada de lo que preocuparse, solo algo para reír y reír sin parar, hasta caer al suelo, y quedarme allí tirada si hacía falta, sin importarme la gente que pasase a mi alrededor, incluso aunque se tratasen de Odette y Lucifer juntos bailando la conga encima de la barra del bar. Tal vez hasta estaría dispuesta a unirme a ellos, y llevar conmigo a Amanda, porque se notaba que también ella necesitaba relajarse y divertirse por una noche. ¡Joder, con lo jóvenes y buenas que estábamos no podíamos seguir así de deprimidas y preocupadas, en una sola palabra: jodidas!

Miré a Damon. Condenado capullo. ¿Cómo podía ser tan sexy un cabrón tan rematado? Incluso a él estaba dispuesta a subirlo a la barra y ponerlo a bailar con Luci y Oddy, aunque claro, seguro que no se dejaba. ¿O sí? Nah, era demasiado difícil saberlo. De todas formas, ¿qué más daba? No estaban Oddy ni Luci subidos a la barra bailando, ni ellos ni nadie, así que había que dejar de lado esa idea. Qué pena, los chicos del local se perdían el espectáculo, que seguro que más de uno hubiese hasta pagado por ver. Solté una risita al pensar eso. Pobrecitos, no sabían el par de sex symbols que tenían allí escondidas...

Aunque las tías del bar sí que sabían el tiarrón que allí había, escondido en nuestra mesa. Mi peor pesadilla, pero ¡ojalá todas las pesadillas fuesen así de atractivas! Así cualquiera querría tenerlas.

Me sentí algo contrariada cuando él decidió qué es lo que íbamos a hacer. ¿Qué se había creído? Maldito vampiro arrogante... Por eso mismo le eché el tequila por encima cuando me lo pasó, al tiempo que decía:

-El adulto debería darse una ducha, a lo mejor le ayudaba a mejorar los modales...

Después volví a estallar en risas.
avatar
Catherina Summers

Cantidad de envíos : 778
Fecha de inscripción : 23/12/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Perdiendo los papeles (Amanda y Damon)

Mensaje por Amanda Smith el Vie Jul 02, 2010 11:33 pm

¿Era mi impresión o el vodka negro cada vez era más y más suave en los malditos bares a los que me tocaba ir? Porque yo sí que tenía una capacidad de aguante respecto al alcohol considerable (gracias botellones juveniles y diversas tendencias naturales a solucionar los problemas con alcohol en vez de hablando, muchísimas gracias), pero aún así no era normal que lo que estaba bebiendo me entrara casi como si fuera agua. No llevaba el ritmo bestial de Cath (que a pesar del poco rato que parecía llevar por allá ya llevaba bebida más de tres cuartas partes de su botella de whisky, un auténtico y admirable logro que, desde luego, intentaría superar en breves momentos). Ni corta ni perezosa, me la seguí llevando a los labios y comencé a pegar tragos más largos y profundos, que me llenaban la garganta de aquel maravilloso licor. Me gustaba más acompañado con lima, o algo así, pero a palo seco serviría muy bien para emborracharme. Al fin y al cabo, ¿cuál es el propósito de esta noche, de ir vendiendo mi mercancía como si estuviera en el mercadillo, de haber cogido la botella directamente sin perder el tiempo en mariconadas como cócteles o chupitos, de beber cual maldita descosida, si no olvidar todo lo que me había pasado últimamente? Ninguno, así que sólo toca una cosa: apechugar y seguir bebiendo para que Cath no sea la única que se ponga a soltar tonterías.
Total, que seguía a lo mío mientras aquellos dos, que parecían conocerse, intercambiaban miraditas. Oh, aquí hay tomate pero del bueno, como mínimo de marca Orlando, y yo estoy en primera fila para disfrutar del espectáculo. Brindo por eso. Y literalmente lo hice, pues alcé la botella en su honor y le di un buen trago. Ya llevaba más o menos la mitad bebida, y todas mis penas y problemas parecieron comenzar a deshincharse lentamente, como un globo que pierde el aire poco a poco y que al final termina por salir volando al cielo abierto. Menudo desperdicio del helio que hay dentro de esos pequeños globos, ¿no? Con lo divertido que es absorberlo y ponerse a hablar con esa vocecilla insoportable, fruto de aquel noble gas. ¿Mirarían con cara de superioridad a los otros elementos de la tabla periódica los gases nobles? Buena pregunta, digna de un estudio en profundidad al respecto.
La cara de Cath cuando Damon se puso todo chulo fue digna de una composición lírica mayor que un simple poema, lo menos sería una elegía. Además, si a ella le indignaba tanto aquella actitud como su cara demostraba me aseguraba dos cosas: la primera que le iba a hacer alguna que se viera para quitarle la cara de borde engreído que arrastraba por la vida y, con un poco de suerte, hacerle escupir el palo de la escoba que parecía llevar metido por el culo para estar así de recto y digno; la segunda...bueno, derivada de la primera, y que incluía que montaran bronca allí mismo a la que pudiera unirme o simplemente animar. Me veía ya vestida de animadora agitando los pompones y diciendo: "¡Dame una C, dame una A, dame una T, dame una H!" y así hasta que alguien me soltara algo del tipo: "¡Dale una hostia, por gilipollas!". Sí, sería digno de verse.
Optó por la primera opción y, con el vaso del chupito, se lo lanzó directamente a la cara, dándole un baño de alcohol. Ala, eso le pasaba por ser un adulto frente a dos crías irresponsables. Me eché a reír sin poder evitarlo, y cuando paré sólo lo hice para beber más de mi vodka, después un chupito de tequila sin limón, sal, ni mierdas de esas, y después volver a reírme. Vaya, el alcohol me estaba afectando. - Sin duda estoy de acuerdo con Cath. - sentencié, alzando otro vaso de chupito y bebiéndomelo de nuevo. Ardía y era fuerte y seco sin nada acompañándolo, pero al menos subía más rápido. Saqué un cigarro del bolso y enseguida lo encendí, haciendo nubes de humo con formas curiosas que me fascinaron un instante, para depsués mirar a Cath y sonreírle. Desde luego era mi maldita ídola.

_________________
Don't try to judge or take shots at me, I'll never let you seize control!





Retos:
-Besar a Cath el día de su boda.

Spoiler:
avatar
Amanda Smith
Moderador
Moderador

Cantidad de envíos : 1031
Fecha de inscripción : 01/02/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Perdiendo los papeles (Amanda y Damon)

Mensaje por Damon Blacke el Dom Jul 04, 2010 12:38 am

Al principio todo parecía ir de maravilla. Pero lo que no pude fijarme -un gran error por mi parte- es que llevaban un buen rato bebiendo y debía calcular bien la cantidad de alcohol que habían consumido desde que entraron al bar. Porque no parecían estar del todo bien. Tal vez sí, pero sus pupilas decían todo lo contrario.
Estaban entre la fina línea de la lógica-realidad y de la locura-caos. Pobrecillas mías. Lo que les esperaba esa noche.

La única prueba que tuve sobre su estado mental fue por la gran ducha sorpresa que me dio Cath al tirarme el vaso de tequila en toda la cara. Increíble. Esa chica era realmente interesante. Primero osaba pegarme y luego me tiraba bebidas alcohólicas por encima. ¿Dónde podría encontrar a una igual?
Pestañeé varias veces seguidas después de que me empapara con tequila. Mi sonrisa no había desaparecido, pero se volvió algo rígida.
Las dos chicas empezaron a reír a caracajadas, primero Cath después de lo que había hecho y luego Amanda, que parecía estar afectada ya por el alcohol.

-Muy bonito... - comenté irónico mientras agachaba un poco la cabeza para luego pasar una mano por el rostro y secarme un poco. Vale, debía reconocer que en un principio, fui allí para buscar algo de juerga por la noche, pero encontrarme a dos chicas que conocí en un pueblo no entraba en mi plan. Y ahora que estaban borrachas, se colaban instantáneamente bajo mi cargo y responsabilidad. Já, no me lo creía ni yo. Responsable... Esa actitud no pega con mi ser. Rompería mis propias leyes. Pero lo que ocurriera luego, iría en contra de mí. Y me ganaría a dos cazadoras persiguiéndome por lo ocurrido. ¿O quizás no? Quién sabía...

Estuve unos instantes pensativo, mientras ésas dos seguían con su concierto de risas.
-Vale chicas, os voy a sacar a las dos de aquí. - dije levantándome del taburete y agarrándolas a las dos por el brazo. - Vamos.
avatar
Damon Blacke

Cantidad de envíos : 190
Fecha de inscripción : 27/03/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Perdiendo los papeles (Amanda y Damon)

Mensaje por Catherina Summers el Mar Jul 06, 2010 6:50 pm

Oh, vaya, tal vez sí que me estaba empezando a hacer efecto el whisky, a fin de cuentas. Si no, ¿por qué había rociado a Damon con tequila y, de hecho, me daba exactamente igual? Bueno, a lo mejor no me daba tan igual, ya que el líquido derramado hacía que se le pegase más la ropa al cuerpo y revelase su musculatura, que no estaba nada mal, de hecho. Aunque, claro, él era un vampiro y ¿dónde se ha visto un vampiro feo? Yo, por mi parte, nunca me había topado con ninguno. ¿Qué pasa, es que para entrar en la inmortalidad tienes que ser guapo? ¿Los feos no pueden vivir para siempre? Cómo de pesada podía llegar a ser la sociedad, inmiscuyéndose hasta en esa clase de asuntos... Todo eso me llevaba a preguntarme qué sucedía cuando un vampiro se encaprichaba de un humano feo: ¿le decía que hasta que le operasen y le hiciesen guapo no tenía pensado convertirle en vampiro?¿Qué decía cuando le preguntaba el motivo de la operación (u operaciones): hola, vengo a que me hagan guapo para poder ser inmortal? Lo cierto es que la cara de quien lo atendiese iba a ser digna de ver. Aunque claro, con lo estirados que solían ser los recepcionistas y demás miembros del personal de estas clínicas, hasta les vendría bien el desplante.

Se secó el rostro con un gesto que me hizo reír, y Amanda declaró su afinidad con mi acción y mis palabras, lo cual provocó que me riese aún más fuerte. Era curioso verla, casi tan bebida como yo, manteniendo aquellos aires de dignidad y de majestad, como una reina, que contrastaban vivamente con el atuendo poco recatado... no, seamos sinceros, de puta, que había escogido para aquella noche, poco empleado por la realeza...Eso era algo que no lograba entender: si eran reyes y tenían tanto poder, ¿por qué cuernos estaban sujetos a tantas normas de protocolo a la hora de vestir y de actuar? ¿Por qué diablos no podían hacer lo que les diese la gana? Porque estaba segura de que tanta rigidez y tanta chorrada no era plato de su gusto, no señor, sobre todo en verano con el calor y no pudiendo ponerse algunas ropas que les fuesen más agradables que toda esa parafernalia. ¡Por favor! ¿Cómo podían las niñas pequeñas desear ser princesas o reinas o nada de eso? ¡Si era un infierno! Tal vez el príncipe valiese la pena, pero en mi opinión los príncipes estaban sobrevalorados.

Yo prefería a los malos. No a todos los chicos malos, solo a uno en concreto, por supuesto, aunque me lo había intentado negar a mí misma. ¡Vaya una idiotez por mi parte! ¿De qué servía eso? Si, total, yo a él no le interesaba en absoluto, pero eso no quitaba que pudiese alegrarme la vista de vez en cuando.

Entonces, Damon se puso en pie y nos agarró del brazo para tratar de sacarnos de allí. No debería haber hecho eso, aunque ahora no lograba recordar por qué. Solo que era algo malo. Y, de todas formas, yo no quería irme de allí: me lo estaba pasando bien. Así que utilicé un viejo truco de cazadora y me solté de su agarre con un empujón, tirándolo sobre el taburete de nuevo.

-No, no -dije, con una nueva risita.- Yo no me voy. Vete tú si quieres.
avatar
Catherina Summers

Cantidad de envíos : 778
Fecha de inscripción : 23/12/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Perdiendo los papeles (Amanda y Damon)

Mensaje por Amanda Smith el Mar Jul 06, 2010 10:43 pm

La cara de Damon cuando Cath le había tirado aquel chupito fue buena. No, buena no, más bien muy buena, aunque no pudo superar a su expresión después de aquel pequeño riego por parte de Cath, digna de hacerle una foto para que no olvidáramos nunca semejante jeto. Por favor, qué genial. Y además no sólo fue eso, sino que se la terminó de ganar tocando a mi pequeña aguadora (o más bien tequiladora, teniendo en cuenta las circunstancias en las que nos encontrábamos) particular, que vamos, ya sabíamos todos lo particular que era cuando se trataba de la más leve muestra de un cierto contacto físico. Aún estando peor que yo (maldito Whisky, qué rápido que subes a la cabeza) sus manías seguían ahí, aunque algo más acentuadas de lo que ya era costumbre estando con ella. Bueno, sí, había que admitir que la pobre era rara como un perro verde o como un canguro rosa, como una esponja amarilla o una ardilla en bikini que llevaba uno de esos cascos que permiten respirar a los astronautas y que por azares del detsino se llaman Arenita. Sí, más aún que esa clase de personajillos. Pero bueno, al menos era una colega de esas que se pueden tener y en las que se puede confiar. Sólo hay que verla, que por muy tiquis que se ponga con ciertas cosas en el fondo es una tía genial.
Damon, sin embargo, se levantó y pasó de las rarezas de nuestra colega común, aquí presente, al agarrarla del brazo. Oh, espera, que a mí también me cogió de ahí para levantarme del taburete. Catherina, por supuesto, a su maldito ritmo por la vida tenía que ir, que si no no era feliz, y pasó de él como quien pasa de algo que no le interesa. A ver, tiempo muerto. Estaba claro que entre esos dos había algo, llámese X, llámese atracción, llámese tensión sexual no resuelta, ¿y va y pasa de él? Ah, coño, ya lo entiendo. Esta ha leído en muchos libros que hacerse la dura y a la que no le interesa el tipo en cuestión funciona, y por eso lo lleva a rajatabla. Aunque bueno, lo del chupito de tequila ya había sido pasarse. Tendría que ayudar a Cath a dejar su obsesión por leer esas estúpidas revistas de adolescentes en las que dicen paridas semejantes, aunque claro, también dicen que lo que más mola en esta vida es seguir un par de series e informarse acerca de los cotilleas de cuatro famosotes de tres al cuarto. Normal que la sociedad vaya como vaya si los jóvenes tienen esas ideas en la cabeza, de verdad. No sé ni por qué me extraño. La cuestión, que Cath pasó bastante de él y le dijo que no, que ella no quería irse y que se quedaba donde estaba. Muy bien, así me gusta, marcando estilazo y personalidad propia. Olé.
Damon se quedó sólo conmigo agarrada y le miré, encogiéndome de hombros. Tenía un aspecto bastante extraño, calado aún con el tequila. Obviamente para los ojos de Cath (que no podía evitar comparar con esos en forma de corazón que tienen los dibujitos animados cuando ven a alguien que le gusta, porque Cath más bien se lo estaba comiendo con la mirada. Oh, si las miradas comiesen de Damon no quedarían ni unas migajas. Pobrecito él) era visible el detalle de la camiseta mojada haciéndole marcar musculitos, pero yo pasé de él, básicamente porque de problemas de hombres estaba ya tan saturada que no quería meterme en otro más. Suficiente tenía con mi ex y con el bombón de Nikki como para encima meterme en otro más. No, gracias. Líos de calzoncillos los justos.
Me separé también de él, porque el plan alternativo de Cath, el de seguir allí sentadas bebiendo hasta que nos dieran las uvas (aunque bueno, si me daban la copa de cava podría sumergir aquellas uvitas en ella y considerar el año nuevo llegado, aunque no fuera exactamente la fecha para que eso pasara. También podía meterme en la copa de cava ligerita de ropa y ponerme a bailar, como alguna pava ya había hecho (seguro, que en América están todos muy locos y hay gente para todo. Palabra de británica, aunque nosotros tampoco nos quedamos cortos), aunque vamos, no estaba demasiado por la labor. Simplemente me senté al lado de Cath y, volviendo a coger mi botella de vodka negro, empecé a darle traguitos pequeños para que me durara más. No quería terminármela tan pronto, menudo aburrimiento si no. – Me temo que tendrás que quedarte por aquí un rato más, Damon. O eso o mejoras tus habilidades a la hora de convencer a la gente. – le dije, entre trago y trago. Después miré a Cath, con una sonrisa, y choqué mi botella con la suya, en un pequeño brindis improvisado. – Por la embriaguez. – dije, para después dar un trago profundo que logró que casi dejara la botella vacía. Vaya, mi gozo en un pozo.

_________________
Don't try to judge or take shots at me, I'll never let you seize control!





Retos:
-Besar a Cath el día de su boda.

Spoiler:
avatar
Amanda Smith
Moderador
Moderador

Cantidad de envíos : 1031
Fecha de inscripción : 01/02/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Perdiendo los papeles (Amanda y Damon)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.