Últimos temas
» Saludos a todos/as
por Santiago-Botrán Jue Feb 09, 2012 5:12 pm

» Pide tu Casa
por Santiago-Botrán Jue Feb 09, 2012 5:04 pm

» Lo que la memoria te trae
por Abigail Christensen Dom Feb 05, 2012 8:14 pm

» ficha de Abigail Christensen
por Abigail Christensen Jue Ene 26, 2012 6:36 pm

» Tema Libre!!!
por Sobrenatural Miér Ene 18, 2012 12:46 pm

» una pregunta
por Bryanda Aquitaine Sáb Jul 23, 2011 8:02 pm

» Registro de Avatares
por Baby doll Sáb Jul 02, 2011 10:17 pm

» Hola a todos
por Baby doll Sáb Jul 02, 2011 10:01 pm

» soy nueva me gustaria ...
por kurenai Mar Mayo 31, 2011 12:35 am

» casa Chris Kennedy
por Khorayan Sáb Feb 26, 2011 8:09 am

Staff
Administradores
Shady Vengeance
Sobrenatural

Moderadores
Alex Willis
Amanda Smith
Jhosef Crow
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el Sáb Jul 03, 2010 12:32 am.
Blog
Blog
Afiliados
Mejor Pj Chica
Mejor Pj Chico
Mejor User
Pj más divertido
Pj más misterioso
Mejor Pareja o +18

Caminos insospechados [Ruth]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Caminos insospechados [Ruth]

Mensaje por Zachiel el Miér Jun 23, 2010 2:31 am

El celeste cielo se abría en su inmensidad como el lienzo de un optimista pintor, que difuminaba sobre su obra blancas nubes que siendo escasas salpicaban esa obra. Aquel día era tranquilo y templado, un perfecto momento para el esparcimiento y la diversión en aquel pueblo.

Era interesante ver como la ignorancia de la gente les permitía seguir siendo felices. Pero ¿no habían visto las señales? ¿No se daban cuenta de las catástrofes? ¿No se daban cuenta de que el final de los tiempos se acercaba? La respuesta para todo aquello era “no”. A través de la historia los humanos habían experimentado demasiadas penurias para darse cuenta de que las que habían estad sucediendo eran de características proféticas.

Eran felices mientras seguían con sus vidas día a día, lo podía observar a su alrededor en aquel parque. Zachiel había terminado hacía un par de horas con una misión en el otro extremo del país. Había acabado con un grupo de demonios menores, nada que fuera demasiado problema, probablemente sería menos que un rasguño a las huestes de Lucifer, pero era mejor que quedarse de brazos cruzados esperando encontrar alguna pista de Dean Winchester. Entre tanta desesperación y ruina, el caminar por el césped, ver como los niños jugaban, escuchar sus rizas, ver a las personas paseando; era refrescante.

En su recorrido una pelota llegó hasta sus pies segundos antes de que unas voces infantiles gritaran “señor, láncela”. De algún modo el simple hecho de tomar aquel balón y lanzárselo a los niños era nostálgico. Quizás era Alexadre el que estaba melancólico al ser vagamente conciente de la realidad.

Se sentó a la sombra de un árbol para poder observar el detalle de las hojas que bailaban en las ramas, al compás de la fresca brisa. Le gustaba explorar el mundo con los sentidos humanos de Alexandre. En comparación a su luminosa forma, era una percepción limitada, a pesar de que fuera mucho más superior a la de cualquier ser humano, al ser él quien los estaba usando.

En tal ensimismamiento se encontraba cuando un perro vagabundo se le acercó, pudo verse en esos ojos curiosos y por mero impulso extendió su mano para apreciar ese corto pelaje. A pesar del descuido y la inclemencia de la calle, aquellas finas hebras eran suaves. No pudo detenerse cuando empezó a rascar las orejas, lo que tuvo un efecto inmediato, la cola de aquel canino se movía en signo de felicidad. Se levantó para corretear con el perro que daba vueltas a su alrededor eufórico. De un instante a otro en un giro se percató de que el perro había doblado, de seguir en esa dirección sólo unos pocos pasos atropellaría a una joven.
avatar
Zachiel

Cantidad de envíos : 11
Fecha de inscripción : 22/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminos insospechados [Ruth]

Mensaje por Ruth Williams el Miér Jun 23, 2010 2:37 pm

Tenía que reconocer que estaba cansada de todo, intentaba mantener mi mente, en pensamientos, que no fueran suicidas, tristes o todo lo que fuera, lo cierto es que después de lo de Nikki-Sikki, no me apetecía estar más encerrada en casa, ahora sentía claustrofobia de estar encerrada en un lugar, durante mucho tiempo.

Y como si pareciera una broma, mi hogar ya no me parecía tan tranquilo, ni seguro, habían perturbado esa paz, que solía reinar en él, era consciente de que en ocasiones la gente que se fijaba mucho en mi aspecto, acababan por mirarme horrorizada, y se alejaban, otros me miraban con pena, como si pensaran que era una drogadicta, y que alguna vez había sido hermosa.

Sus miradas me incomodaban, pero me daban igual, era cierto, mi aspecto no era muy bueno precisamente tenia ojeras, mi cabello estaba suelto sobre mis hombros, cuidado, quizás era lo único que se veía hermoso, mi rostro estaba mas pálido quizás de lo normal, teniendo en cuenta que ya solía ser muy blanca de piel, llevaba una camiseta gris de cuello alto, y manga larga, aún así se podían apreciar algunos cortes en mis manos, y en lo alto de mi cuello, llevaba unos tejanos y unas botas grises también, por suerte en la parte de abajo no se apreciaba nada.

Incluso me costaba caminar quizás por eso, la gente pensaba que iba drogada, me dirigí al parque cercano a mi casa, estaba repleto de familias, me daba pena, perturbar con mi aspecto la tranquilidad de esa gente, por lo que me dirigí lo más rápido que pude a la sombra, a un banco que había, pero entre tanto un perro se cruzo en mi camino y al no esperarlo prácticamente me fui al suelo, me pude apoyar en un árbol.

Finalmente me quede mirando el suelo y cogida del árbol, arrepintiéndome de haber salido en aquel estado de casa, no podría aguantar mucho mas, y es que.. estaba cansada de todo, y ahora tenía muy claro que la próxima vez que me encontrara con el monstruo de Sikki, le suplicaría que me matara, si no seguramente lo haría otro ser, seguramente cualquier otro sobrenatural quizás si se daría cuenta de que lo que todos los humanos veían o pensaban que era una persona metida de mierda hasta arriba, ellos se divertían dándose cuenta de que alguno de los suyos, se había divertido bien.
avatar
Ruth Williams

Cantidad de envíos : 1145
Fecha de inscripción : 26/05/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminos insospechados [Ruth]

Mensaje por Zachiel el Miér Jun 23, 2010 4:18 pm

Hay cosas que si bien son vistas y son predecibles no son evitadas, eso sucede en una amplia gama de sucesos, desde pequeños problemas hasta grandes catástrofes. Por mucho tiempo los ángeles se dedicaron solamente a observar, a mantenerse al margen de la historia, así que en esos instantes el que Zachiel no hiciera nada por evitar aquel choque era algo normal.

Cuando vio que el perro prácticamente derribo a aquella muchacha no se sorprendió siguió en avanzando al ver que el perro lo observaba en una alegre espera. Al pasar junto a la joven sólo una breve mirada basto para que el ángel se detuviera. El aspecto paupérrimo de la muchacha lo sobrecogió, muchas veces había visto a gente tan mal o peor, pero ahora tenía un cuerpo humano una boca humana con la cual hablar. Se agacho para quedar en cuclillas a un costado de la muchacha.

- No se encuentra bien – dijo en una afirmación al verla prácticamente abrazada a aquel árbol. No preguntó cual era su estado como hubiera hecho cualquier persona ya que si bien era algo obvio era lo “usual” en esos casos.

Permaneció en silencio mientras veía los rasguños que se apreciaban en la poca piel que dejaba ver aquella camiseta. Aquella chica parecía maltratada, tan perdida y en el fondo notaba su temor, aquellos ojos no podían ocultar su dolor tan humano, tan frágil. ¿Cómo los humanos podían dejarse caer en esas condiciones? Muchas veces se había hecho esa pregunta y siempre se respondía de la misma manera: Debilidad. Aquella que se adentraba en sus almas que sin ser capaces de ver la salida se dejaban aplastar.

- Debería ir a sentarse a un banco, o a cualquier otro lugar más cómodo – mencionó mirándola con profunda compasión. Por un momento pensó que sería adecuado brindarle un tranquilo sueño, esas profundas ojeras e hablaban de inacabables sufrimientos. – debería descansar.

Sin detenerse a pensar extendió su diestra para acomodarle el cabello y dejarle un mechón tras la oreja para despejarle el rostro. Su gesto y su mirada demostraba que no había segundas intenciones, simplemente se levanto para dejar extendida aquella misma mano para ayudarla a levantarse. Sin saberlo la actitud de Zachiel llamaba la atención de los otros transeúntes, muchos lo miraban con confusión y rechazo. No podían creer que alguien realizara alguna acción por un desconocido, estaban juzgando y sentenciando.

- ¿Puedo hacer algo por usted? – pregunto de improvisto, en ese momento aquel perro vagabundo regreso y se sentó junto a la muchacha. No era mala idea, no tenía nada que hacer hasta recibir nuevas órdenes y no iba a quedarse en medio de la nada esperando sin hacer nada. Quizás… quizás podría ayudar a esa pobre alma.
avatar
Zachiel

Cantidad de envíos : 11
Fecha de inscripción : 22/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminos insospechados [Ruth]

Mensaje por Ruth Williams el Miér Jun 23, 2010 7:57 pm

Seguí mirando el suelo, mientras me cogía del árbol, quería volver inmediatamente a mi casa, me sentía débil, yo jamás había sido débil, sentía como si todo mi mundo se hubiera desplomado, odiaba que me mirasen de esa forma, como si hubiera hecho algo malo, si probablemente lo único malo que había hecho era volver.

De repente note como alguien se agachaba a mi lado, me iba a caer una reprimenda? O se iban a reír de mi? No estaba acostumbrada a esas cosas, pero en ese estado, era lamentable, y entendía que la gente pensara lo que no era, cuando alcé un poco la vista me encontré con la mirada de un chico joven, de rasgos extremadamente dulces, quizás, no sabría decir, siempre me había puesto a analizar a la gente, pero ni siquiera me apetecía eso ahora, afirmo que no me encontraba bien, yo no pude hacer otra cosa que negar con mi cabeza.

Note como me observaba, como miraba probablemente los rasguños de mi cuello, yo opte por subir más mi camiseta para que no los mirara, el joven seguía observando y su mirada era de compasión, de dolor, quizás pensaba en el mismo, o solo en mí o bueno no lo sabía y poco me importaba.

Después me recomendó sentarme en un banco y me dijo que debería descansar, volví de nuevo mi vista a él y susurre -Deja de mirarme así…- pedí no me gustaban las miradas de compasión y me sabia cuidar sola, bueno visto lo visto, mucho no podía hacer, pero de todas maneras nunca aceptaría que me brindaran protección, simplemente es que era superior a mí.

Extendió su mano hacia mi rostro, le mire con cautela, pero lo único que hizo es colocar un mechón de mi cabello tras mi oreja, de repente me tendió la mano, sin pensarlo dos veces la tome y me incorpore, me sentaría un momento en un banco y después me iría a casa, cuando hubiera descansado un momento.

Cuando me pregunto si podía hacer algo por mí, negué con la cabeza -Yo.. me voy ya..gracias..- murmure mientras me acomodaba la ropa, para que no se viera ninguna cicatriz, ni herida y me dirigía para seguir mi camino, sabía que no estaba siendo del todo educada, pero no podía hacer mas no quería más dolor, ni mas tonterías, prefería seguir sola, y no ver a nadie durante mil años…
avatar
Ruth Williams

Cantidad de envíos : 1145
Fecha de inscripción : 26/05/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminos insospechados [Ruth]

Mensaje por Zachiel el Jue Jun 24, 2010 12:50 am

Un ángel carece de sentido común, o al menos su estilo de pensamiento es muy distinto al de los humanos. ¿Cómo actuar si has aprendido a hacerlo de un modo completamente diferente? Es algo difícil, los humanos son desconfiados, recelosos y temerosos. Claro esta que su vida no es fácil, no entienden el propósito de su existencia, cada cual camina como cree que es mejor, por ello se protegen tanto.

Pero por ello mismo Zachiel no podía comprender el por que aquella muchacha ocultaba sus heridas, porque parecía… ante sus ojos estaba una pequeña criatura que deseaba salir huyendo con su pena. Cuando sus ojos se encontraron nuevamente fue el mismo instante en el que aquella le dirigía esas palabras. El ángel pudo distinguir orgullo y rechazo.

- No lo hacía con mala intención – respondió con su voz de tenor, no sabía muy bien que hacer. De alguna manera sentía que la actitud de la muchacha era de soberbia, si había llegado a estar de ese modo podía ser por muchas cosas, pero notablemente ella necesitaba ayuda.

Que doloroso y estúpido es ese tipo de pecado, los individuos se siguen hiriendo de un modo que Zachiel no podía entender, por ello no podía cambiar su actitud. No podía condenarla porque él mismo fue uno de los que se inclinó ante su raza por amor a su padre, por creer en que esas criaturas que él había creado podrían cumplir grandes cosas. Sabía también que no iba a ser sencillo eran imperfectos y caían como ella frente al dolor de los acontecimientos. Merecían toda la piedad que se les pudiera ofrecer, aunque no la pidieran.

Su gesto tan simple de consuelo no pareció ser recibido con la intención que deseaba transmitir. Aquel pensaba que las personas con grandes sufrimientos se cubrían de corazas de hosquedad para evitar nuevos sufrimientos. Quizás si aquella chica se hubiera encontrado con cualquier persona, incluso con algún otro ángel habría sido dejada en paz como parecía desear, pero se había encontrado con un cabezota.

Su ofrecimiento había sido negado con secas palabras mientras su mirada demostraba su confusión y decepción, pero no lo iba a dejar así. No era mucho lo que podía hacer, no se podía inmiscuir en la vida de aquella muchacha, era sólo una persona normal. Pero podía darle un pequeño regalo. La adelantó con un par de pasos para pararse n frente suyo, de un rápido movimiento tocó su frente y la indujo en el sueño profundo y automático. Antes de que cayera la sujetó de los hombros y con cuidado la sentó en el banco que había a un costado.

- Debes descansar – susurró con calida voz, antes de sentarse a su costado. Dejo su mirada vagar por el rededor, podía percibir las miradas de sospecha, pero al mismo tiempo podía distinguir en esos ojos que nadie se acercaría a verificar que sucedía. El perro había caminado hasta aquel curioso par para recibir algunas palmadas amistosas del misterioso joven.

Sabía que lo que había hecho no necesariamente sería una verdadera ayuda, sentía curiosidad y la necesidad de saber que lo hecho había sido lo necesario. No tenía por que, pero decidió cerciorarse. Simplemente para cualquiera que viera la escena les parecería que el muchacho estaba sentado mirando la nada, pero su mente se había inmiscuido en el sueño de la joven, quería brindarle algo de paz y quizás… sólo quizás, si la chica pensaba que estaba soñando tal vez no sería tan renuente a escuchar y recibir ayuda.

Definitivamente Zachiel era un ángel entrometido.
avatar
Zachiel

Cantidad de envíos : 11
Fecha de inscripción : 22/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminos insospechados [Ruth]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.